Suelo de mosaico nolla, pulido y mantenimiento

 El mantenimiento de los suelos de mosaico nolla al igual que el de los suelos de terrazo, es algo que se pueda tomar de cualquier manera, ya que no se trata de un tipo de superficie normal y corriente, sino que estamos ante una auténtica obra de artesanía que proviene del siglo XIX, de manera que su cuidado debe ser exquisito para tratar de hacer permanecer su aspecto tan bello. Por desgracia, como suele suceder con todo, el suelo de mosaico nolla también se va desgastando, deteriorando y su aspecto externo pierde sus rasgos naturales.

Hay que tener en cuenta que las superficies de mosaico nolla se crearon para ser los “suelos de la clase alta”, de la aristocracia, puesto que únicamente se lo podían permitir la gente con mayor poder adquisitivo.
Hoy en día, esto no es así, pero de todas maneras sigue siendo un tipo de suelo muy valioso y apreciado.

Si en tu hogar tienes como superficie un suelo de mosaico nolla, seguramente querrás verlo en buen estado tal y como por ejemplo podemos ver el suelo de mármol recién pulido. Tal vez incluso te estés preguntando cómo puedes renovarlos. Pues la respuesta más acertada para ello es una: el pulido.

Pulir el suelo de mosaico nolla es la mejor opción para devolverlos a su aspecto más bello, visualmente hablando, para conseguir que recuperen sus rasgos naturales, como el brillo que tenían, el resalte de su color, la mejor tonalidad, etcétera. En efecto, el pulido de suelo de mosaico nolla es perfecto para restaurar sus detalles y volver a pisar unas superficies que fueron las número uno de finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX.

De todas maneras, también es importante el mantenimiento de suelo de mosaico nolla, puesto que una vez que se haga la restauración, de nuevo el tiempo va a ir pasando y no querrás que se desgasten otra vez, que se vean envejecidos, raídos y con poca fuerza visual. Para el mantenimiento, te vamos a dar unos cuantos consejos que te van a venir muy bien:

-Número 1: si quieres un buen mantenimiento del mosaico nolla, efectúa la limpieza a diario, usando solo mopa de microfibra y agua con jabón.


-Número 2: si un líquido cae en la superficie, no uses productos abrasivos para eliminarla. En su lugar, frota con un trapo o un paño (nada de estropajo) usando solo jabón líquido.


-Número 3: lo más ideal para el mantenimiento de suelo de mosaico nolla es que lo enceres cada cierto tiempo, puesto que la cera tapa sus poros y lo protege, aumentando su resistencia y durabilidad.

Formato: 
htm